jump to navigation

Quienes somos

Salud, dinero y amor es un blog que nace como un ejercicio de un grupo de alumnos del Máster en Salud Pública y Gestión Sanitaria 2009-2010 de la Escuela Andaluza de Salud Pública. ¿Nuestro fin? Comentar, con una perspectiva crítica, algunos aspectos y noticias del mundo de la gestión sanitaria. Este grupo está formado por:

Adela Nevot, licenciada en Administración y Dirección de Empresas en Granada (España).

Andres Garchitorena, licenciado en Veterinaria en Madrid (España).

Bruno Abarca, residente de Medicina Preventiva en Granada (España). | brunoat.com

Carolina Nelson, venezolana licenciada en Estudios Internacionales en Washington, D.C. (USA).

Esteban Andjimi, diplomado en Enfermería en Bata (Guinea Ecuatorial).

Mar Polo, residente de Medicina Preventiva en Puerto Real (España).

¿Por qué “Salud, dinero y amor”?

“Tres cosas hay en la vida:
salud, dinero y amor.
El que tenga esas tres cosas
que le de gracias a Dios…”

¿a Dios… o al gestor? Porque al fin y al cabo, tal y como lo vemos nosotros dentro del sistema sanitario el gestor tiene como misión principal conseguir el perfecto equilibrio entre esas tres cosas.

1. Salud

Misión esencial de todo sistema sanitario, el gestor es el pobre infeliz encargado de velar por que la organización consiga los objetivos formulados a nivel macro por los políticos, a través de la planificación estratégica, la organización, la dirección y el control, de tal manera que se consigan operativizar las directrices en el ámbito micro… O hablando en cristiano, es el que se tiene que romper la cabeza y pelearse con todo el mundo para que las paranoias políticas de nuestros amados dirigentes se traduzcan en una mejora real de la salud de la población, mayor equidad y accesibilidad en la utilización de los servicios, etc, etc.

2. Dinero

Las prestaciones aumentan, las expectativas y exigencias de los pacientes crecen, el sistema es cada vez más complejo, lo cual se traduce en conjunto en un aumento continuo del gasto sanitario. Es por eso que la labor del gestor está eternamente vinculada a las palabras efectividad, eficacia, eficiencia (únelas a coste por un guión y tendrás otras tantas), en un intento por conseguir esos objetivos de salud con los mínimos recursos posibles para que el sistema sea sostenible. Aunque no se preocupen, que si no se consigue siempre se puede recurrir a papá Estado para que a principios de año nos traiga por reyes la subsanación de la deuda.

3. Amor

Está claro que no nos referimos a que el gestor sea un oso amoroso que esté repartiendo abrazos y miles de besitos entre el personal del SAS (aunque cada uno tendrá sus métodos…). Es amor en el sentido de motivación del personal, de encontrar el mejor sistema de incentivos que consiga que todos los profesionales estén alineados con los objetivos que persigue la organización, de crear e inculcar la cultura de la organización de manera que si no tienen “amor” por ella, por lo menos tengan respeto y dedicación y se les premie por ello.

Así que en definitiva, esperamos a lo largo de estas semanas aprender un poco a cómo gestionar estas “cosas que hay en la vida” y reflejarlo en el blog a través de aportaciones sobre diversos temas relacionados con la gestión, reflexiones sobre conceptos importantes y aspectos del módulo interesantes, y como no, divagaciones varias y delirios múltiples, que para eso nos dan libertad de expresión.

¡Esperamos que os guste!

Comentarios»

1. Jesus Esteba ANDJIMI ANDEME - 14 abril, 2010

Segun, informo ayer la TVE a las 21h de ayer 13 de abril, la NASA espacial en su existencia de 40 años no ha tenido ningun problema, esto desde que el hombre ha tratado de desarrollar la ciencia y la tecnologia y buscar manera de vivir en el espacio. Pues la noticia conmovio a las autoridades de EEUU y a los cientificos y, de repente buscar las cuasas inmediatamente a fin de saber las incoveniencias que ocasionan dichos problemas.
Si nos damos cuenta, la inteligencia humana, no se siente segura de haber logrado lo que busca en descubrir las cosas que aun no se podido experimentar ni ver. De lo que hasta el hombre trata de conocer hasta que altitud un puede estar sin necesitar el oxigeno.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: